Fiscalía decidirá antes del viernes si acusa a Uribe Vélez

Por: El Tiempo – (28/feb/2021)

Antes del viernes se sabrá si Álvaro Uribe Vélez, uno de los políticos más poderosos e influyentes del país, se convierte en el primer expresidente en ser acusado formalmente por la Fiscalía por delitos que prevén hasta 12 años de cárcel o si el caso en su contra, que ya le costó 67 días de detención domiciliaria, precluye.

Sim Cars Uribe

Este es el oficio de legalización de los hallazgos de las Sim Cards.

La defensa del expresidente, en cabeza del penalista Jaime Granados, no descarta que allí aparezcan datos que confirmen que Monsalve es un testigo mentiroso y que ocultaba mensajes y llamadas con el senador Iván Cepeda, víctima y promotor del caso contra Uribe. Además, que haya información que lo involucre en la sospechosa compra de La Veranega, una finca que adquirió la esposa de Monsalve.

(Sobre el tema: Caso Uribe: testigo perdida y pruebas de última hora desatan tormenta)

De hecho, Granados dice que la negativa del testigo de rendir la declaración jurada a la que fue citado el miércoles muestra que tiene miedo a ser confrontado.

Archivo particular

“Solo habló cuando lo interrogó la Corte, entre risas y con ayudas de memoria, como consta en audios”, dijo Granados.

(Además: ¿Quién es Mercedes Arroyave, la testigo perdida del caso Uribe?)

Y Uribe insiste en que la Corte –que echó a andar el caso en su contra– le violó garantías procesales, no ordenó evidencias claves y lo interceptó ilegalmente.

Monsalve solo habló cuando lo interrogó la Corte, entre risas y con ayudas de memoria, como consta en audios: Jaime Granados.

Pero Miguel Ángel del Río, defensor de Monsalve, asegura que quienes están “aterrorizados” son Uribe y su defensa: “No han podido, jurídicamente, desacreditar las aseveraciones de Monsalve. Él ha mantenido la verdad y por eso hoy es un perseguido”.

(Además: La nueva evidencia que está apareciendo en el caso Uribe)

Además, señaló que Monsalve estará listo a ratificarse en las declaraciones que le dio a la Corte solo si se decide acusar al expresidente.

Archivo particular

“A Monsalve lo citaron a tres diligencias –sobre fosas, SIM cards y la delación–, esta semana. ¿Eso no es acoso judicial?”, se queja Del Río. Y agrega que su cliente no se va a retractar de los señalamientos contra Uribe por conformación de grupos paramilitares.

(En contexto: Uribe acaba de apelar tutela con la que busca tumbar su imputaciónAdemás, coincide con Cepeda en que hay un sesgo en la investigación de la Fiscalía, que dejó a un lado al imputado (Uribe) y ahora persigue al testigo y al senador.

Y dijo que no hay nada en las SIM cards, “a las que ni siquiera le respetaron la cadena de custodia”.

El viernes, el fiscal Jaimes le advirtió a Monsalve que es su deber declarar y que la Fiscalía requiere de él como testigo de cargo principal, “para que contribuya con la verdad sobre los hechos investigados”.

Le dijo que es indispensable confrontar su versión con las labores de verificación adelantadas, para realizar “una valoración que lo lleve a la convicción necesaria y suficiente para realizar una acusación”.

Oficio Gabriel Jaimes

El ofico en el que el fiscal Gabriel Jaimes le dice al testigo Juan Guillermo Monsalve que tiene el deber de declarar.

Quien sí accedió a hablar, y largo, fue el otro testigo clave: el exparamilitar Carlos Enrique Vélez.

EL TIEMPO estableció que el miércoles respondió varios interrogantes de la Fiscalía, que se centraron en los pagos que Diego Cadena, exapoderado de Uribe, le hizo y en el eventual conocimiento que pudo tener de ellos el exmandatario.

A Monsalve lo citaron a tres diligencias –sobre fosas, SIM cards y la delación–, esta semana. ¿Eso no es acoso judicial?”: Del Río.

La defensa de Uribe ha sido enfática en que el expresidente no autorizó esos pagos, que Cadena califica de viáticos y ayuda humanitaria, mientras que la Fiscalía los tipifica como sobornos. Por eso, Cadena ya está en juicio y en domiciliaria.

Más allá de la polémica en torno al proceso, EL TIEMPO estableció que el abogado Granados ha anexado al expediente decenas de folios con los que busca atacar jurídicamente evidencias que la Corte usó en la formulación de cargos.
Uno de los puntos que siguen poniendo en entredicho es un paquete de interceptaciones ordenadas por el alto tribunal, en especial, conversaciones con Diego Cadena, a quien califican como abogado de Uribe, aunque nunca se acreditó.

La defensa también allegó conceptos de tres juristas internacionales que durante semanas han revisado varias piezas procesales. Jaimes está valorando esos conceptos antes de tomar una decisión de fondo.

Lo cierto es que, sin importar si el fiscal Jaimes acuse o precluya, se da por descontado que la contraparte apelará de inmediato, prolongando la batalla judicial y los efectos políticos del proceso contra el expresidente Uribe (ver recuadro)

Los dos escenarios judiciales

Si el fiscal Gabriel Jaimes decide precluir la investigación, solo debe llenar un formato digital que se registra en el Centro de Servicios Judiciales y, por reparto, se asigna a un juez de conocimiento.

Este programa una audiencia en la que Jaimes debe sustentar la decisión. Si alguna de las partes quiere apelar (incluido el Ministerio Público), el caso pasa al Tribunal Superior de Bogotá.

Pero si el fiscal Jaimes decide acusar, debe elaborar un escrito de acusación. Este no tiene recurso alguno, pero las partes pueden plantear nulidades. De manera simultánea, se cita a las audiencias preparatorias del juicio oral.

Link Original.